Objetivo educativo

¡Despierta!

Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad con los demás y con el futuro de nuestro planeta”, asegura el Papa Francisco.

El Cartel de este año es una llamada URGENTE a cuidar el planeta y dar respuesta inmediata a los problemas que pueden generar un futuro, que se refleja en el mundo casi sin color, sin vida y sin naturaleza del cartel.

DESPIERTA es un imperativo, un mensaje de SOS ante un Planeta que, si no lo cuidamos, se muere. No quiere ser alarmista, por eso el resto de los símbolos nos lanzan un mensaje de esperanza. Todavía está en nuestras manos despertarnos y ponernos “manos a la obra” en el gran regalo de la creación.

Comenzamos un nuevo curso. Un nuevo lema y con ello un nuevo reto. La propuesta educativa que las provincias maristas ofrecemos como lema común para trabajar durante este curso tendrá como eje central: el cuidado de la casa común.

El cuidado de nuestro planeta, el medio ambiente, la sostenibilidad, la lucha contra la contaminación y la desertización, el reciclaje, la vigilancia sobre nuestros mares, son algunos de los elementos que irán guiando nuestro trabajo durante este año.

“Despierta” no solo nos recordará durante estos meses que tenemos que estar despiertos, sino que debemos estar atentos y vigilantes ante lo que ocurre a nuestro alrededor, especialmente en lo que se refiere al cuidado de nuestro mundo. ¿Despertamos?

La propuesta educativa que las Provincias Maristas ofrecen como lema común para trabajar durante este curso tendrá como eje central: el cuidado de la casa común. El cuidado de nuestro planeta, el medio ambiente, la sostenibilidad, la lucha contra la contaminación y la desertización, el reciclaje, la vigilancia sobre nuestros mares, son algunos de los elementos que irán guiando nuestro trabajo durante este año.

“Despierta” no solo nos recordará durante estos meses que tenemos que estar despiertos, sino que debemos estar atentos y vigilantes ante lo que ocurre a nuestro alrededor, especialmente en lo que se refiere al cuidado de nuestro mundo. ¿Despertamos?

El Papa Francisco, en muchas de sus intervenciones a lo largo de estos años nos ha invitado a todos, especialmente a los jóvenes, a estar despiertos.

Nos invita a no ser «cristianos de sofá», perezosos y abotargados, «pues no hemos venido a este mundo a vegetar, sino que hemos venido a dejar una huella».

Un cristiano sabe que la felicidad «no es andar por la vida dormido o narcotizado», sino entregarse a los demás. Es decir, levantarse del sofá, «ponerse los zapatos y salir a caminar por senderos nunca soñados siguiendo la ‘locura’ de un Dios que nos enseña a encontrarlo en el hambriento, el sediento, el desnudo, el enfermo, el preso, el inmigrante, o el vecino que esta solo». ¿No es toda una invitación despertar?

Continuamente estamos recibiendo informaciones de la situación de nuestro planeta, de nuestro país, de nuestra ciudad, de los plásticos en los mares, etc. Se toman decisiones para combatir la contaminación en las ciudades, se promueven campañas de reciclaje, pero ¿es suficiente? Es hora de despertarse del sueño y ponerse a trabajar. Multitud de ofertas, cercanas y sencillas, nos invitan a trabajar por un mundo más sostenible. ¿Te apuntas? ¿Despiertas?